this site the web

Until The End Of The World (3/?)

Capítulo 3.- "Get The Balance Right"

"Prepare yourself for the fall,
You're gonna fall
It's almost predictable"


I.

David Gahan, Martin Gore, Andrew Fletcher. Ahora esos rostros tenían un nombre.

Lo primero que aprendió de ellos fue que Martin era introvertido y reservado más que misterioso, que David —para su sorpresa — era auténticamente un sujeto carismático y amable, y que Andrew… bueno, que se llamara cómo uno de sus hermanos mayores era ya de por sí una desgracia.

Por su parte, ellos aprendieron que Alan no era tan joven como les había hecho creer.

Era demasiado astuto para su propio bien, y esa misma astucia fue lo que lo llevó hasta ahí. Y para ser honesto, sus días con los Mode eran todo excepto aburridos.

Desde su primera vez en Top of the Pops donde el nerviosismo hizo estragos en su estómago, hasta esa vez en que a David se le ocurrió quitarse un tatuaje un día antes de tocar en vivo, la herida se le infectó por supuesto, y tuvieron que presentarse con el vocalista en cabestrillo. Por si eso fuera poco, los sintetizadores también comenzaron a fallar justo a mitad del concierto, Alan nunca había sentido tanta adrenalina y frustración al mismo tiempo.

Pero lo que de verdad le estaba costando trabajo era acercarse a los chicos; no eran sólo las bromas internas que no lograba comprender, en cuanto daba una opinión dentro del estudio sentía las miradas clavadas en él que lo juzgaban, sabía que su único deber era ser su músico de apoyo, pero con el potencial que comenzaba a descubrir en ellos no podía evitar querer involucrarse más. Al final sus aportes fueron bien recibidos, pero estaba advertido de que su nombre no aparecería en los créditos del siguiente álbum. Vaya consuelo.

Eventualmente lo tomaría con calma, empezar con el pie izquierdo era tan sólo natural, siempre había pensado que un buen balance se conseguía desde abajo, con tropiezos, después de todo las cosas tan sólo podrían ir mejor a partir de ahí. ¿No es así?

Después de un par de meses Alan se hizo al hábito de aislarse de todos para fumar un cigarrillo luego de cada presentación, era su momento de relajación y poner cada idea en su lugar, pero esa última vez alguien lo había seguido, no se dio cuenta hasta que se recargó a su lado en la vieja y sucia pared detrás de los camerinos.

“Dime, ¿cómo alguien tan talentoso como tú termina trabajando en un lugar así? Lleno de tipos feos y sudorosos.”

“Bueno David, necesitaba por lo menos algunas libras para pagar mis deudas.”

“Pero te pagamos una miseria ¿no es verdad? en serio, me da mucha pena.” 

Alan sonrío ante ese último comentario y le ofreció uno de sus cigarrillos, el cual el otro tomó sonriéndole de vuelta de la misma manera. Sabía que la paga era ridícula, pero su motivación para permanecer con ellos era otra.

“Me interesa la música electrónica, siempre he querido tener mi propio proyecto pero nunca ha salido bien, y lo otro que querían mis padres para mi me aburría a muerte.”

“Mh.” David asintió “Sé de lo que hablas.”

“Pero coincido en la parte de los tipos feos y sudorosos, aquella dama que me indicó la entrada del estudio cuando fui a hacer la audición prometía otro panorama, la paga no lo vale definitivamente.”

El frontman soltó una risotada y le codeó levemente en las costillas “¿Verdad que es una belleza? Carajo, te mentiría si te dijera que sólo puedo verla a los ojos. Hay otro par, un firme y bien torneado par, que no me puedo sacar de la cabeza, pero ya que soy todo un caballero te lo dejo a la imaginación, Al.” David le guiñó y Alan le miró con una de sus cejas levantada, el silencio no duró mucho antes de que ambos se soltaran a reír.

“Ah, mierda, perdón, no hay problema con qué te llame Al ¿cierto, Al?” 

“Uh, ¿no? no hay problema, Dave… porque puedo llamarte Dave. ¿Cierto, Dave?”

“Por favor, hazlo, detesto que me digan David, me recuerda a la escuela.” Respondió con angustia en su rostro. 

Alan asintió divertido, pero luego le miró con el ceño fruncido. “Espera ¿Quieres decir que los cantantes de música pop de verdad estudian?"

"Wow, Fletch tenía razón ¡Eres un maldito bastardo arrrogante!"

Y de nuevo ese sitio desolado detrás del escenario se llenó de vida con la risa de ambos.


II.

Pasaron algunos meses y el humor realmente había cambiado, ahora todos lucían emocionados por el próximo show en el Hammersmith Odeon, la gira estaba por terminar y afortunadamente había salido mejor de lo que esperaban, especialmente Martin se notaba más relajado luego de que tuviera toda la presión sobre sus hombros durante la creación del último álbum. Le daba vergüenza decírselo de frente en ese momento, pero lo admiraba por eso.

Durante esos dos años y medio había intentado acercarse a él con pobres resultados, Fletch le decía que simplemente era su forma de ser, pero no podía dejar de pensar que quizá le molestaba su compañía, y eso le hacía sentir mal, el chico le agradaba, además de que sus canciones conectaban mejor con él que las de Vince.

Pero por lo menos ahora estaba Alan, aunque tenía menos tiempo de conocerlo era sencillo y cómodo comunicarse con él, y al parecer tampoco lograba encajar porque siempre lo encontraba apartado de todos.

“Londres. Hogar, dulce hogar ¿eh?” Dave puso una de sus manos sobre el hombro del otro, mirando a lo lejos al par de amigos que parecían bastante divertidos sobre lo que sea que estuvieran hablando.

“Supongo.”

“No seas tan animado, Al.”

Alan sacudió la cabeza riendo, amaba cuando podía relajar el semblante de este chico, a veces parecía tan tenso.

“Pfft, pero míranos, ya somos parte de esta banda y ellos todavía siguen celebrando por su lado e ignorando nuestra presencia, hijos de puta.”

Wilder sonrío mirando hacia la misma dirección, la cabeza esponjosa de su compañero moviéndose de un lado para otro. “Por cierto Dave, no había tenido oportunidad de agradecerte.”

Por un momento lo miró confundido. “¿Agradecerme?” 

Alan levantó ambas cejas y supo entonces a que se refería.

¡Ah! Claro, claro, no hay problema Al, robaste cámara en el vídeo de The Meaning Of Lovedespués de todo, era obvio que tenías que aparecer en el siguiente o la gente se empezaría a preguntar: ¿Dónde está ese guapo y ardiente joven del lacito rojo que hacía rebotar su teclado de forma tan sensual?"

“Idiota.”

Ambos dejaron escapar algunas risas.

“Pero en serio, gracias por hablar con ellos, fui bastante demandante con esto de querer ser incluido oficialmente en la banda, pero tú sabes, no es que sea mi ambición ser un músico de sesión por horas, y creo que puedo aportarles algo.”

Dave colocó nuevamente una mano en su hombro y lo apretó suavemente “No, era a penas justo para ti, de hecho ya lo habíamos pensado desde antes, pero mh, cómo decirlo...”

“¿Cuestión de orgullo?” Alan arqueó su ceja izquierda en dirección a él.

“Ugh, no lo digas así, pero sí, ya ves, con lo de Vince y todo eso.”

“Lo sé, lo entiendo.” Dio unas palmaditas en la mano del contrario que aún se encontraba sobre él, dejándola ahí por un momento.

Los dos se miraron en silencio, no hubo parpadeos ni nada que los hiciera mover alguna otra parte de sus cuerpos… hasta que Alan transformó su rostro en una mueca traviesa.

“Igual sé que te gusté más en Leave In Silence, pintado todo de verde y rebotando las pelotas.”

Dave casi se ahogó en esa carcajada, fue tan escandalosa que logró captar finalmente la atención de los otros dos que seguían conversando al fondo, la sangre que subió a su rostro fue otro detalle que no pudo evitar, y al parecer Alan lo había notado porque en cuanto lo miró empezó a reír también hasta las lágrimas.

“¡Eres terrible, Charlie!”

Esta vez asumió que tampoco tendría problema con que lo llamara por su segundo nombre, el tipo no sólo era brillante en lo que hacía, era hilarante, y cada vez estaba más agradecido de por fin tener un aliado en este territorio del que aún les quedaba mucho por explorar.







0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios.